lunes, 15 de mayo de 2017

#Breaking39 Carrera del Agua

Kipchoge estuvo cerca del #breaking2 hace una semana (no he tenido tiempo de hacer una entrada como se merece pero quede el breve apunte, aunque ya comenté mucho en Twitter, que me pareció un fabuloso y loco intento humano, tecnológico y deportivo. De esos que inspiran nuestros pequeños grandes retos :) en mi caso ayer rompí la barrera de los 39' en la clásica Carrera del Agua.
Tras más de 70 diezmiles (con algunos por debajo de 34') mantengo la ilusión de que fuera la primera vez.

Mi evolución sigue su curso, no sé donde se parará y hasta donde me permitirá pero es un hecho que estoy creciendo y me encuentro bien. Esto último, lo más importante.
En febrero me apunté a los 10K de Pinto pensando que ya podría disputar ese hito de 38.XX pero una molestia esas semanas no me permitió siquiera correrla. Seguí con ello en la cabeza y ha sido ahora, dos meses después de cuando puede que ya me tocara, su consecución. Así es correr, así es la vida, llega cuando quiere, pocas veces cuando quieres ;)

Cuando poco a poco vas encontrándote bien, cuando anímicamente tu cabeza acompaña solo necesitas el recorrido y el día para hacerlo.
En mi caso, fue todo. El fin de semana se juntó todo para no conseguirlo (salida el viernes hasta altas horas, sábado de mil compromisos con un sueño de mil demonios y cuerpo escombro...) por lo que me levanté un par de horas antes de la carrera pensando en que sería complicado hacer nada. Pasaron los minutos y fui pensando un ¿por qué no?

No hago grandes entrenamientos. Un par de semanas ya he metido un tercer día (máximo 30K), con un día de algún mil sobre 4'... Vamos nada del otro mundo. Nada que indique que puedes correr 10K a 3.53, pero así es mi cuerpo y mi cabeza. Se guía mucho por sensaciones. Los 3 rodajes de 17K y la
Media de Madrid me dieron algo más de fondo y motivación. Y la dura Carrera de Valdebebas con perfil montañero y un primer cinco en 19.24 me hicieron pensar que creyendo en un buen día, podría, que podría mantener y matar en la segunda parte de la carrera.

Y salió!

Salida de locos a 3.28 el primer mil, corto compensado por 3.56 el segundo, y 4.08 el tercero más largos, buenos ritmos bajando buscando el Bernabéu y la pica más importante de la carrera, remontar Castellana y no perder comba. Esta carrera es muy táctica. Aunque luego tienes una bajada brutal si pierdes mucho subiendo no conseguirás suplementar. Subiendo sufro para no perder esos segundos preciosos, no sé si me estoy dejando toda la gasolina antes de necesitarla para la bajada pero es la táctica que he elegido, y marco el 5 en 19.22 ( el año pasado en 23' ;) en ese momento veo que es posible (en casa me había marcado mentalmente un máximo de 19.35...) tenía margen y el perfil se
convertía en favorable desde el 6, sobre todo desde el 7. Subiendo un poco las marchas, manteniendo,
debería ser posible, si no había quemado todos los cartuchos.

Como en la primera parte de la carrera, los kilómetros salen largos o cortos al antojo de cómo los han
situado. Creo que la media es poco más de 3.50 excepto el final que debe salir por debajo de 3.40.
¿Lo mejor de todo? Iba bien pero no a tope, no muerto. Creo que con un fin de semana de descanso igual el botín era mayor. De hecho, no aprieto hasta el 400 final sabiendo, controlando, que el objetivo estaba más que conseguido.

38.42 (3.53/K) 161 clasificado de 2.622 llegados. Segundo cinco mil en 19.20. Corriendo en negativo por -2", de manual vamos :)

Para ponerlo en perspectiva: hace un año, en el mismo sitio, tras 17 meses de la lesión, corría mi
primer diezmil desde el parón en 45.35, ayer en 38.42.
En octubre, corría 'a tope' 3' más lento en el Edward:

Mis diezmiles en 2016-17

Trofeo Edward (02/10/2016) - 41.42
Canillejas (20/11/2016) - 39.51
Aranjuez (18/12/2016) -39.56
Páris (08/01/2017) - 39.31
Carrera del Taller (12/03/2017) - 39.41
Carrera del Agua (14/05/2017) - 38.42

Sigo en una nube. Este estado parece que viene para quedarse. Me queda la Carrera Norte Sur en junio, pensar en sub38' es mucho pero en bajar unos segundillos de lo de ayer...  ¿por qué no?

Sería una gran despedida a una gran temporada de regreso. Parece que la definitiva. 

Gracias a todos. Seguimos.

martes, 4 de abril de 2017

Media Maratón de Madrid 2017 o el renacer

Por fin llegó el gran día de volver a correr una Media Maratón.

Como comenté en Twitter el día de la recogida del dorsal, el mero hecho de que la carrera tengo en su nombre la palabra 'Maraton' ya me pone ;)

El caso es que suponía una 'prueba de fuego' de cara a saber si podía correr 21K (y pico), al final, con calentamiento debieron salir unos 25K, que el cuerpo lo resistiera (17K mi mayor 'tirada' durante estas semanas) de cara a creer en que definitivamente me estoy recuperando e incluso puedo soñar con cotas mayores en forma de reto en la distancia que tanto amo.

Muchos meses de apenas dos días de correr (unos pírricos 20K semanales de media) y dos días de bici estática de apenas 30' cada uno, son una fórmula bastante precaria de cara a afrontar un Medio Maratón. Nunca le recomendaría a un neófito hacer una Media con ese bagaje tan justo, el caso era saber si mi cuerpo podría llegar con eso.

Tuve la suerte de contar con el gran apoyo de mi gran amigo Ric, jo, son tantas las batallas que ya sumamos que me encanta, me divierte y me emociona que pasen los años y podamos seguir compartiendo ratos tan buenos. Yo quería plantearle 1.35 como objetivo corriendo a 4.30 y él, me insistió en que podríamos intentar 4.20, luego ir ajustando y ver si las piernas daban de si.

Pasando por la Casa Árabe

A pesar de salir el primer kilómetro a 4.40 fuimos regulando en la subida, encontrándonos bien, no divisando muy a lo lejos el globo de 1.30 hasta el K12 o así. El caso es que pasamos el diezmil sobre 43.40 en la parte más dura y pienso que si aguantan las piernas (hay que tener en cuenta que no corría  21K seguidos desde hace dos años y medio...) podemos estar en 1.32 largos. Lo mejor de todo fue
bajar, y subir algún tobogán, y bajar, porque así es Madrid, como una montaña rusa :) y marcamos parciales muy firmes, bordeando terminar incluso en 1.30 y pico. Lo cierto es que cuando ya estamos sobre el K17 en el Retiro pudimos encontrar una marcha más pero Ricardo iba bien de corazón pero justo de pie, y yo preferí mantener para seguir disfrutando con él.

Entrando al Retiro con gesto 'medio' maratoniano ;)

Ya sentía el cosquilleo en las piernas,  ese tipo de 'cosas' que notas en la parte final de un Maratón, ¡porque para mí estaba siendo lo más parecido a uno! Bordeamos los dos repechos de Alfonso XII y Alcalá y llegamos al Retiro eufóricos, con los brazos en alto y un tiempo de 1.31.26 (clasificado 1.125 sobre unos 16.000 llegados, ya como Veterano A, ¡horror!)

Un sueño. Remar tanto para llegar a puerto y ver qué puedo correr una señora Media Maratón a un ritmo decente y con buenas sensaciones, de no morir. Vale que está a años luz de mis tiempos de 1.16 (1.26 figuraba en el original, en qué estaría pensando... ;) pero ni los entrenos son los mismos, ni el momento temporal, ni... ¡Qué más da!

Exultantes con las preseas :)

Firmo esto un millón de veces, sentir que puedo correr, disfrutar, participar de la fiesta y tener autonomía de kilómetros como para completar medios maratones, lo reconozco, siempre me gustaron más las largas distancias y.... Soñar con Don Maratón.

Dese el domingo no dejo de soñar con él y mi cabeza da vueltas pensando que en que a este ritmo, avanzando en la transición podría preparar uno para 2018, why NOT? Me apunté a la Media de Madrid antes de creer y saber que podría correrla.

Puse el objetivo y mientras tanto, encontré los medios para llegar a él.

Como otras tantas veces, como en otros tantos ámbitos.

Espero y deseo que pasaran buenas carreras... Yo espero seguir disfrutando de las mías :)

PD. Un millón de gracias a los ánimos en carrera y en redes sociales. 

lunes, 27 de marzo de 2017

Transición

Si en la anterior entrada me las prometía muy felices, los últimos dos meses han sido momentos de valorar todo lo conseguido hasta la fecha en este proceso de recuperación, sentir vértigo por pensar que podía recaer de nuevo y, finalmente, recuperar el ánimo y las fuerzas para seguir mirando adelante.

A mediados de febrero tenía los 10K de Parla pero esa semana llegué tan cargado de rodilla (apenas podía bajar escaleras sin morir de dolor) que tuve que recurrir a osteópata, dejar pasar la carrera que tanta ilusión me hacía para intentar un sub 39' y recuperar con mucho tiempo de por medio y un poco de miedo por otro lado.

Hace un par de semanas pude resarcirme en parte con los 10K del Taller de Valdebebas, 39'41", donde rocé psicológicamente el sub 39' (si, lo sé, es algo tonto, pero me hace ilusión ver los 38 en el reloj ;), pasando el cinco en 19.24 y luego muriendo en las cuestas de lo que restaba de carrera con un calor de aquí te espero. Me lo pasé bien, la verdad, soñé que sufría y me vi haciéndolo de nuevo en otras lides.

Para terminar la ilusión de los próximos pasos. Este próximo domingo el Medio Maratón de Madrid. Al que solo le pido que me deje correr la versión chica de la mítica distancia en buena lid, en mi ciudad, con mi gran amigo Ric.

He hecho alguna 'tirada' de 14K y una de 17K, algo más de 20K semana los últimos meses en este plan tranquilo que llevo de correr dos días y bici estática día días... Ya habrá tiempo para más... O no, pero este domingo sé, que Madrid no me dejará igual. Le tengo muchas ganas y sigo soñando :)

Os veo el domingo, abrazo fuerte.

lunes, 30 de enero de 2017

Y si...?

Y si... Se  hubiera ido ya el dolor para siempre (siempre, menudo término, ¡qué categórico!)

Y si... Pudiera volver a correr como solía.

Y si... Me atrapara otra vez esta locura de deporte.

Llevo unas semanas en las que parece que ya no hay molestia donde antes la había. Rodajes de 5-7K donde aunque pudiera rodar a 5' salía mosqueado de aguantar el mal rato.

Sin embargo, he encadenado ya rodajitos de 10-14K de forma regular (cada fin de semana desde septiembre) en los que he ido incrementado el ritmo (ya me salen a menos de 4'40''... recordemos que nunca rodé más rápido que esto para Maratón, sin mucho esfuerzo) y donde la sensación de control vuelve a aparecer.

Ayer para celebrar este mindset que notó desde hace un tanto, me metí en uno de mis sitios favoritos, el Pinar de Barajas, donde a nivel muscular debes estar bien para subir, bajar y girar.... y me encontré en la gloria, junto a una lluvia fina melancólica parecía que estuviera preparando Frankfurt, Milán o Rotterdam hace unos años.

Solo el tiempo lo dirá, como de costumbre, pero ahora mismo, sin presión, y disfrutando el momento me lo estoy pasando en grande.

Solo salud y tiempo, solo salud y tiempo.

lunes, 9 de enero de 2017

Un Trofeo Páris con buen sabor de boca

Mi itinerario particular de rehabilitación en el mundo del correr proseguía ayer con otro clásico, el Trofeo Páris.

Son muchos los años que llevo peregrinando al Parque Lineal del Manzanares para surcar sus sendas y apoyar a los chicos/as del Páris, apasionados de esto que ennoblecen toda esta historia.

El caso es que aunque transcurre siempre a principios de enero después de sansilvestres y excesos varios navideños en mi caso habitualmente ha supuesto un buen comienzo de temporada. De alguna manera, le tengo cogida un poco la medida al circuito, a pesar de giros o de galopar solo en ciertos tramos, hay un punto que me encanta de esta carrera.

Aunque esta semana vuelta al trabajo y temas personales varios no me han permitido correr, anhelaba con bastantes ganas la carrera pues ya empiezo a oler que esto sigue su curso y que puedo ir progresando si la salud acompaña, solo pido eso, para mí y para los míos, salud.

19.40 en el primer cinco mil y 19.50 en el segundo, aproximadamente. Equivalen a mi mejor marca de la temporada, 39.29 por mi reloj, 39.31 por la organización (siempre me pasa igual en el Páris ;) y la motivación para seguir adelante.
Si en el Edward rondaba el 41.30 y en Canillejas el 39.50 ahora esto ya más cerca de los 38.XX que de los 40s... Al menos en mi cabeza :)

Con mis tesoros hoy más cerca, fue más fácil. Mi nene fue a verme casi dos años después de su última vez en el Maratón de Castellón 2014, esta vez con algo más de uso de razón y muchas palabras de "ánimo" :)


Ahora, a entrenar, quiero subir a un tercer día de carrera por semana y ver qué pasa en febrero, marzo, abril...

Disfruten sus kms y feliz año nuevo :)